3º Concurso de robótica Proyecto ganador de 2016

La revista TIC’s en las Aulas conjuntamente con la empresa Cebetik son los organizadores del Concurso de Robótica ‘Green Robotics Competition’ que este año ha llegado a su tercera edición. En esta ocasión, dos clases de Tecnología de los institutos IES Mariano Quintanilla de Segovia e IES Gran Capitán de Madrid fueron el ganador y el finalista, respectivamente.

La finalidad de este concurso es motivar los alumnos de la ESO y Bachillerato a desarrollar proyectos educativos en los que la robótica promueva el interés por la ciencia y la tecnología. Los proyectos presentados deben tratar sobre elementos robóticos en los que se facilite la actividad humana y deben ser respaldados por los centros educativos en los que se haya desarrollado o pueda desarrollarse el proyecto. Además, el jurado valora también el uso de energías renovables.

El proyecto ganador: Wookies

El grupo de alumnos de Tecnología Industrial de 1º de Bachillerato del IES Mariano Quintanilla de Segovia, formado por Alejandro, Ana, Clara, Héctor, Ignacio, Jorge y María, bajo la supervisión del profesor Rubén Martín, es el responsable del proyecto ganador, Wookies.

Se trata de un proyecto de seguridad para bicicletas, basado en el uso de materiales reciclables. “El objetivo que perseguimos con este proyecto es mejorar la seguridad de los ciclistas con un dispositivo Arduino, así como mejorar la capacidad que tienen los vehículos de detectar a los ciclistas antes de que su propio ojo los pueda ver”, explica la memoria del proyecto. Se plantea una mejora de la iluminación de la bicicleta, así como la capacidad de señalización de maniobra de los ciclistas a través de la instalación de una cámara tipo ‘GoPro’ que incluye wifi. Por otra parte, para que los ciclistas puedan ser detectados por los vehículos, el equipo creó una aplicación con la App Inventor 2 que puede descargarse como APK y que los usuarios simplemente pondrán en sus dispositivos y les avisará si el ciclista lleva la wifi activada con un avisador sonoro.

Eduard Garcia-Luengo, profesor y divulgador científico y miembro del jurado del concurso, explica así su decisión: “A grandes rasgos, este premio consta de dos conceptos: el tecnológico y el de salvaguardar el patrimonio natural o la mejora del medio ambiente. En este sentido, el primer premio cumplía, en su catálogo de requisitos, el hecho de pensar en el cuidado del medio a base de utilizar un transporte más sostenible y sobre todo más seguro”.